Expresidente del Comité de Autodefensa de Adepcoca, César Apaza, se declara en huelga de hambre por «tortura judicial»

145
  • Atropello a derechos humanos y parcialidad en audiencia llevan a la drástica medida

Viernes, 01 de septiembre, (Yungas Noticias).- En un acto desesperado ante lo que él mismo denomina «tortura judicial» y la constante vulneración de sus derechos humanos, César Apaza, expresidente del Comité de Autodefensa de la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca), ha iniciado una huelga de hambre.

En un dramático giro, Apaza se ha sumido en este acto de protesta en busca de justicia, sin permitir visitas ni el suministro de medicamentos.

La abogada del dirigente, Evelyn Cossío, reveló la drástica decisión tomada por Apaza después de una audiencia que, según afirma, estuvo marcada por la parcialidad del juez Harry Suaznabar.

«El día de ayer se ha llevado a cabo una audiencia donde se ha visto totalmente parcializado por parte del juez Suaznabar, lamentablemente César Apaza ha decidido declararse en huelga de hambre.

Desde hoy día está asumiendo esa medida como la única manera de hacer saber a todo el pueblo boliviano que ya no tiene fuerzas para seguir luchando, porque son muchos meses de tortura judicial», explicó Cossío en declaraciones a la Agencia de Noticias Fides (ANF).

La situación crítica se desencadenó tras una audiencia de acción de libertad que se llevó a cabo el miércoles pasado. La audiencia fue suspendida abruptamente luego de que el juez Suaznabar se declarara incompetente para emitir una resolución.

Además, durante la sesión, la intervención de César Apaza fue interrumpida en múltiples ocasiones, aumentando la tensión y la sensación de injusticia.

En un gesto de solidaridad y presión por la causa de su hermano, Miriam Apaza anunció que ella y su madre están considerando tomar medidas similares frente a la cárcel de San Pedro.

Ambas creen que esta es la única forma de que sus demandas sean escuchadas y que se haga justicia en el caso de César Apaza.

La decisión de César Apaza de iniciar una huelga de hambre refleja la gravedad de la situación y la desesperación de quienes sienten que sus derechos están siendo violados sistemáticamente en el proceso judicial.

La sociedad boliviana sigue atenta a este caso, esperando una resolución justa y respetuosa de los derechos humanos en este delicado asunto.

Para mantener el periodismo independiente y asegurar que puedas acceder a noticias que pueden ser incómodas para algunos, es fundamental contar con el apoyo de nuestros lectores. Con tu respaldo, podremos seguir trabajando duro por un periodismo que no tenga limitaciones ni censuras. ¡Ayúdanos hoy para que podamos seguir informando con la verdad!