Ministro Remmy Gonzales denuncia “hordas fascistas” en movilización de cocaleros y dice que “no están en condiciones de exigir nada”

93

El ministro de Desarrolo Rural, Remmy Gonzales, expresó este viernes su repudio a la movilización de cocaleros de Yungas que derivó en hechos de violencia durante la toma del mercado paralelo de Villa El Carmen.

Gonzales sostuvo que se trataron de «actos vandálicos» de «hordas fascistas», a las cuales se sumaron actores políticos de derecha para desestabilizar al Gobierno.

Recordó que los cocaleros movilizados no hicieron llegar su pliego petitorio como habían anunciado. Consideró que la intención del sector de Freddy Machicado no era solucionar el conflicto dialogando, sino hacer daño al prójimo.

Durante la toma del jueves, se observó que los cocaleros movilizados cometieron destrozos, quemas, retuvieron y agredieron a personas que estaban en el interior y hasta ingresaron a un hospital para revisar si había gente oculta del sector de Arnold Alanez.

El Ministro denunció que ocurrieron actos vandálicos con acciones irracionales y violencia, sin medir las consecuencias.

También reprochó al dirigente Alanez y señaló que tiene responsabilidad, porque debió prever la situación.

«Él (Alanez) debía prever que cualquier rato podía ser rebasada la Policía, cuando se vinieron masivamente esas hordas fascistas de ese sector cocalero», dijo el Ministro.

Enfatizó que los cocaleros movilizados no están en condiciones de pedir nada ahora, y los mandó a que vayan a misa a purgar sus pecados.

«Han cometido delitos y en esa magnitud vamos a respetar las leyes», agregó.

Dijo que los cocaleros no pueden echar la culpa al Gobierno por su incapacidad de resolver su conflicto.

Insistió en vincular actores políticos de derecha en la marcha y manifestó que los sucesos del jueves son «caricatura» de Golpe.

Al dirigente Freddy Machicado, el Ministro le dijo que podrá fuerza, pero ellos tienen la razón y también puede convertirse en fuerza.

Consultado sobre el pedido que hicieron cocaleros para su renuncia, insistió que «no están en condiciones de exigir nada en este momento».

En este conflicto, los cocaleros que defienden el mercado de Villa Fátima como el único legal tomaron por la fuerza el mercado paralelo de Arnold Alanez, de quien consideran que tiene protección del Gobierno por una afinidad política.

ERBOL

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más