El Gobierno invertirá más de Bs 110 millones en una segunda planta industrializadora de coca en Coroico

80

Coroico, La Paz, 22 de febrero (Yungas Noticias). El Gobierno nacional dio un paso firme en la industrialización de la hoja de coca con el anuncio de la construcción de una segunda planta industrializadora en el municipio de Coroico, provincia Nor Yungas del departamento de La Paz. La inversión asciende a más de Bs 110 millones y permitirá obtener una variedad de subproductos con miras al mercado interno y la exportación.

Más de 110 millones para diversificar la producción

“Estamos invirtiendo más de 110 millones de bolivianos en esta planta industrial”, reveló el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, durante la XXIV Reunión de Alto Nivel del Mecanismo de Coordinación y Cooperación en materia de drogas Celac – UE.

La planta procesará la hoja de coca y otras plantas medicinales para obtener infusiones, bebidas energéticas, aceites, extractos acuosos, liofilizados y otros subproductos demandados por la industria cosmética y farmacéutica. Entre sus productos estrella estará el “bolo ejecutivo”.

Mercado interno y exportación

Huanca resaltó que la producción abastecerá al mercado interno, pero también se proyecta la exportación a países como Canadá, India y Australia, donde existe una demanda considerable de estos productos.

Primera planta en marcha

En enero de este año, el presidente Luis Arce informó que la construcción de la primera planta industrializadora de hoja de coca en Sacaba, Cochabamba, tiene un avance del 83% y se espera su entrega para este año.

“Muy pronto ya va a ser inaugurada y puesta en funcionamiento”, mencionó el ministro Huanca.

Esta primera planta, con una inversión de Bs 62,3 millones, beneficiará a más de 1.800 familias productoras y generará 266 empleos directos e indirectos. Contará con cuatro líneas de producción: productos secos (infusiones, harina y cápsulas), fitofármacos duros (caramelos), fitofármacos blandos (gel dental, ungüentos y cremas) y fitofármacos líquidos (jarabes).

Un paso adelante en la industrialización

La construcción de estas dos plantas industrializadoras marca un hito en la política gubernamental para la industrialización de la hoja de coca, buscando diversificar su uso, generar valor agregado y mejorar las condiciones de vida de las familias productoras. Se abre un nuevo capítulo en la historia de la coca boliviana, con un enfoque en la industrialización y la generación de oportunidades para el desarrollo del país.

Para mantener el periodismo independiente y asegurar que puedas acceder a noticias que pueden ser incómodas para algunos, es fundamental contar con el apoyo de nuestros lectores. Con tu respaldo, podremos seguir trabajando duro por un periodismo que no tenga limitaciones ni censuras. ¡Ayúdanos hoy para que podamos seguir informando con la verdad!