Denuncian posible encubrimiento de fábrica de droga en comunidad de Tiquimpaya

445
  • Comunidad Tiquimpaya en la provincia Sud Yungas sería escenario de actividad delictiva

Miércoles, 24 de mayo, (Yungas Noticias).- Vecinos denuncian un presunto encubrimiento relacionado con una fábrica de droga que operaba en la comunidad Tiquimpaya en el municipio de Chulumani.

Según una publicación del periódico Página Siete, que ha tenido acceso a un audio que revela que en una asamblea de emergencia entre los comunarios, los responsables de la fábrica habrían confesado su delito, solicitando comprensión a las autoridades. Sin embargo, resulta desconcertante el hecho de que no se haya presentado una denuncia formal ante la Policía.

El descubrimiento de la fábrica de pasta base de cocaína tuvo lugar la noche del jueves 18 de mayo, cuando los vecinos notaron la presencia de humo proveniente de la zona donde operaba la fábrica, la cual se encontraba rodeada de vegetación y diversos cultivos. Aquellos involucrados intentaron deshacerse de los restos de los materiales empleados.

Según los testimonios recogidos en los audios a los que Página Siete tuvo acceso, los residentes de la zona constataron la presencia de varias personas y restos de coca pulverizada, indicando que esta no era una actividad reciente.

Al día siguiente del descubrimiento, tras una presunta intervención policial, el secretario general de la comunidad de Tiquimpaya, Federico Callisaya, convocó a una asamblea de emergencia. Durante la reunión, se debatió cómo abordar el tema sin dañar la imagen de la comunidad, y se escucharon las confesiones de dos de los implicados, así como los testimonios de algunos testigos. Sin embargo, se desconoce si se redactó un acta o se llegó a alguna conclusión oficial.

En una de las confesiones capturadas en el audio, una mujer, entre lágrimas, admitió su participación en la actividad delictiva y mencionó las dificultades económicas que atravesaba su familia, incluyendo deudas debido a la enfermedad de su padre y a un robo del que fue víctima. La mujer señaló la falta de apoyo de otros familiares y ofreció disculpas a la comunidad por sus acciones.

En la grabación también se escucha el testimonio de otra mujer, quien relató que la noche del hallazgo, varias personas que trabajaban en la fábrica intentaron escapar cuando un grupo de jóvenes se identificaron como oficiales de la Policía. Sin embargo, la falta de uniformes o distintivos en estos individuos despertó sospechas entre los testigos.

Según los comunarios, los supuestos policías se llevaron un vehículo, detuvieron a dos personas y confiscaron varios objetos encontrados en el lugar. Sin embargo, a pesar de la agitación generada, no se registró ningún informe sobre el operativo en la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar).

El director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Jhonny Rivera, informó a Página Siete que los oficiales asignados a esa área no reportaron el incidente. Rivera destacó que los ciudadanos, así como las autoridades sindicales, indígenas o vecinales, tienen la obligación de denunciar cualquier actividad relacionada con el narcotráfico, ya que no hacerlo podría considerarse una «complicidad» con los delincuentes.

Página Siete intentó contactar a Callisaya para obtener información sobre los resultados de la asamblea convocada, pero una persona que respondió su teléfono indicó que no podía atender la llamada debido a que se encontraba en su trabajo.

Por su parte, el representante regional de Chulumani ante la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), Mateo Mamani, afirmó que no habían sido informados sobre el hecho y que se reunirían con las autoridades de la comunidad Tiquimpaya durante el próximo fin de semana.

Los vecinos de la comunidad Tiquimpaya expresaron su preocupación por el aparente intento de encubrimiento de estos hechos. Desconocen si las autoridades comunales han presentado una denuncia formal ante la Policía y temen posibles represalias por parte de las personas sorprendidas en el lugar y que forman parte de las organizaciones sociales.

Es importante destacar que el hallazgo de fábricas o laboratorios de cristalización de cocaína no es común en los Yungas, donde el sector cocalero se opone al Movimiento al Socialismo (MAS) liderado por Evo Morales, cuyo principal bastión político se encuentra en el Chapare, Cochabamba. En esa región, durante la semana pasada, se destruyeron 27 fábricas de droga y siete laboratorios, con una capacidad de producción de hasta 100 kilogramos diarios. Estos hallazgos tuvieron lugar en un lapso de tres días.

Con datos de Página Siete

Para mantener el periodismo independiente y asegurar que puedas acceder a noticias que pueden ser incómodas para algunos, es fundamental contar con el apoyo de nuestros lectores. Con tu respaldo, podremos seguir trabajando duro por un periodismo que no tenga limitaciones ni censuras. ¡Ayúdanos hoy para que podamos seguir informando con la verdad!